3A VISITA: LA ORACIÓN.

PROPÓSITO: Que el recién convertido conozca la importancia de la oración y cómo practicarla.

LECTURA:
Filipenses 4:6-7:6 "No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús." (NVI)
La Oración es platicar con Dios. No es la repetición de oraciones aprendidas de memoria, sino que es decir a Dios directamente lo que sentimos y deseamos, en nuestras propias palabras.

Al conocer a Cristo, el creyente es colocado en una posición nueva donde puede orar a Dios:
Juan 15:16: "No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre." (NVI)
Hebreos 4:14-16: "14 Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. 16 Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. " (NVI)
Dios ha prometido que escuchará las oraciones del cristiano:
Mateo 7:7-11: "7 Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. 8 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. 9 ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!" (NVI)
Juan 16:23: "En aquel día ya no me preguntarán nada. Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre." (NVI)
La oración fortalece espiritualmente, por ello, hay que hacer de ella un habito diario.
Hay que seleccionar un lugar y un momento adecuado, todos los días, para orar.


Misión Cristiana Elim de El Salvador, filial Santa Ana.
http://elimsa.blogspot.com


Cuidando los frutos.
Menú la Célula de hogar.

Imprimir.