VISITA DE RESTAURACIÓN - POR RECONCILIO.

Cuando una persona no lee la Biblia, no ora, no se congrega, pierde comunión con Cristo y consecuentemente con la Iglesia; en poco tiempo esta persona es preza fácil de tentaciones y todo cuanto el mundo puede ofrecer.

Es trabajo de la iglesia celular a través de las células de hogar, procurar la restauración de estos hermanos caídos.

Santiago 5:19-20 dice: "19 Hermanos míos, si alguno de ustedes se extravía de la verdad, y otro lo hace volver a ella, 20 recuerden que quien hace volver a un pecador de su extravío, lo salvará de la muerte y cubrirá muchísimos pecados." (NVI)

A continuación algunos pasos recomendados que se deben tomar en cuenta al visitar a estos hermanos a fin de asegurar su restauración:

1. Señalar la posición anterior de muerte, separación y enemistad con Dios.
Tito 3:3: "En otro tiempo también nosotros éramos necios y desobedientes. Estábamos descarriados y éramos esclavos de todo género de pasiones y placeres. Vivíamos en la malicia y en la envidia. Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros." (NVI)
Colosenses 1:13-14: "13 Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención, el perdón de pecados." (NVI)
Colosenses 1:21-23: "21 En otro tiempo ustedes, por su actitud y sus malas acciones, estaban alejados de Dios y eran sus enemigos. 22 Pero ahora Dios, a fin de presentarlos santos, intachables e irreprochables delante de él, los ha reconciliado en el cuerpo mortal de Cristo mediante su muerte, 23 con tal de que se mantengan firmes en la fe, bien cimentados y estables, sin abandonar la esperanza que ofrece el evangelio. Éste es el evangelio que ustedes oyeron y que ha sido proclamado en toda la creación debajo del cielo, y del que yo, Pablo, he llegado a ser servidor." (NVI)
1Pedro 2:10: "Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido." (NVI)
2. Hacerle ver la nueva posición que ahora goza en Cristo.
1Pedro 2:9: "Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable." (NVI)

1Pedro 2:24-25: "24 Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados. 25 Antes eran ustedes como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al Pastor que cuida de sus vidas. " (NVI)
3. Asegurarle su restauración plena.
Isaías 1:18: "Vengan, pongamos las cosas en claro —dice el Señor—. ¿Son sus pecado como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve! ¿Son rojos como la púrpura? ¡Quedarán como la lana!" (NVI)
1Timoteo 1:13: "Anteriormente, yo era un *blasfemo, un perseguidor y un insolente; pero Dios tuvo misericordia de mí porque yo era un incrédulo y actuaba con ignorancia." (NVI)
4. Insistir en la necesidad de perseverar.

Santiago 1:5-8: "5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. 6 Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. 7 Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; 8 es indeciso e inconstante en todo lo que hace." (NVI)
5. Orar al final.
Santiago 5:16: "Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz." (NVI)
Misión Cristiana Elim de El Salvador, filial Santa Ana.
http://elimsa.blogspot.com